Adelina Sastre y Alice Liljedhal son las encargadas de coordinar el nuevo grupo de trabajo para la prevención del suicidio. | COPIB

6

Las psicólogas Adelina Sastre y Alice Liljedhal presentaron este miércoles el grupo de trabajo para el estudio, investigación y la prevención del suicidio, creado por el Colegio de Psicología de Balears.

«Llevamos tiempo con la idea de impulsar acciones en esta dirección, y ahora es el momento», explican las psicólogas. «Mientras que, en los primeros 14 años del siglo, los accidentes de tráfico han disminuido un 70 %, los suicidios han aumentado un 14 %. Sólo en Balears, en 2013 se suicidaron 104 personas, 81 hombres y 23 mujeres, lo cual representa un suicidio cada 3’5 días», indican y añaden que, según los últimos datos que barajan los suicidios están aumentando.

«Desde nuestro trabajo en atención psicológica avanzada en emergencias, como miembros del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes de las Islas, nos hemos encontrado in situ con esta dura realidad y hemos constatado también las carencias que existen a nivel general en nuestra sociedad», explican.

Los principales objetivos del grupo son promover la investigación científica de la conducta suicida; el análisis de datos sobre la conducta suicida; elaborar y promover planes específicos de prevención, tratamiento y apoyo para distintos colectivos; y establecer vínculos de comunicación y colaboración con otros organismos. La intervención psicológica en casos de suicidio exige, según las psicólogas, la incorporación de profesionales en el futuro plan de salud mental. Por ello reivindican la creación de un plan de prevención que incluya a los psicólogos.