Juanjo Marí Cabrales durante su encierro en el penal panameño de La Joya. | Redacción Sucesos

1

El preso ibicenco Juanjo Marí Cabrales, que ha cumplido condena en una cárcel de Panamá, ha sido repatriado.

La portavoz de la familia, Mónica Carrizo, ha explicado que Marí llegó a España el pasado viernes, tal y como les ha confirmado el letrado del ibicenco, Jaime Castillo.

«Han sido años de lucha y desde el movimiento que creamos hace un año, una plataforma de apoyo, era nuestro objetivo. Aquí le van a poder tratar. Sabemos que ha llegado a Madrid y seguramente estará en cuarentena, porque viene de un país caribeño y me imagino que existe un protocolo sanitario al haber allí enfermedades tropicales», ha relatado.

La portavoz ha dicho que «estamos todos encantados».

Ahora, según ha manifestado, el ibicenco deberá someterse a una intervención quirúrgica, ya que la rechazó en Panamá puesto que «su estado de salud es delicado, realizó una huelga de hambre y las condiciones sanitarias no eran las adecuadas», ha dicho Carrizo.

«Cuando supo que había una fecha para la repatriación, no se lo podía creer. Llevábamos tiempo sin contacto, pero sabemos que fue trasladado a una nueva cárcel donde tenía mejores condiciones. Por lo menos, dormía en una cama y tenía agua potable», ha destacado.

Asimismo, la portavoz ha lamentado que «desde la oficina consular en Panamá no hemos tenido ningún apoyo en este proceso y sólo se han movido cuando han conocido que los medios y las instituciones de la isla se habían hecho eco de la historia».

Carrizo ha calculado que al ibicenco podría quedarle «un año o menos» de condena.