El gobierno de Aina Calvo inició la demolición del hostal Sayonara a finales de su mandato para hacer un párking público. | G.A.

8

El Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Palma ha condenado a Cort a pagar unos 100.000 euros por los daños que provocó la demolición del hostal Sayonara en una vivienda colindante. En concreto, la jueza Núria Ramos ha condenado al Consistorio palmesano a abonar 88.041 euros en concepto de daños materiales ocasionados en la vivienda de la demandante, así como 10.000 euros por daño moral, a lo que hay que añadir los intereses legales. No se imponen costas. El Ajuntament puede interponer un recurso de apelación, puesto que la sentencia aún no es firme.

El derribo del hostal Sayonara para construir un aparcamiento público se inició en febrero de 2011, al final del mandato del gobierno de la socialista Aina Calvo. La propietaria de la vivienda afectada, ubicada en la calle José Villalonga (El Terreno), exigió al Consistorio que reparase los daños que le habían causado.

En febrero de 2012, el Ajuntament indemnizó a la propietaria con 9.876 euros para paliar «pequeños y concretos daños ocasionados en la vivienda». Sin embargo, quedó pendiente de resolver todo lo relacionado con los daños de mayor entidad, así como los morales que aseguraba sufrir la propietaria. La institución municipal insistía en que quería reparar únicamente los daños que realmente ocasionaron las obras y achacaba algunos de los que denunciaba la propietaria a la falta de mantenimiento de la vivienda catalogada. Sin embargo, la sentencia señala que todos los peritos coinciden en que el origen de los daños son la demolición y refuerzo del solar que ocupaba el Sayonara.