Armengol estuvo en contacto permanente, entre otros, con los miembros de su Govern y dirigentes de Més, Biel Barceló y Fina Santiago. | Redacción Local

8

El retraso en diversos planes como la publicación del portal de gastos, el código ético o, a un mayor plazo, la Ley de Transparència o diversos asuntos de Cultura, fueron las causas de la caída de Camps del Govern el pasado viernes.

Durante todo el domingo la presidenta Francina Armengol estuvo en permanente contacto con el conseller de Presidència, Marc Pons, así como con el vicepresident y conseller Biel Barceló; la consellera Fina Santiago -dos de los pesos pesados de Més per Mallorca- y los principales responsables de Més per Menorca, que propondrá al sustituto de Esperança Camps.

Noticias relacionadas

La máxima preocupación del Govern ahora es intentar encontrar la estabilidad necesaria durante los próximos tres años en la Conselleria de Participació, Transparència i Cultura para llevar a cabo los objetivos planteados al principio de la legislatura.