Susana Moll. | N.J.

2

La hermana de Susana Moll suena como nueva directora insular mientras el alcalde reafirma su poder en el IMAS.

José Hila ejerce como alcalde de Palma, pero a su vez extiende sus tentáculos dentro de las cuotas de poder que tiene el PSIB en la capital. Todo indica que existe un pacto entre el ala mayoritaria del partido, encabezada por Francina Armengol, y la minoritaria en Balears pero mayoritaria en Palma, encabezada ahora por Hila después de que Aina Calvo, por motivos personales, haya pasado a segunda línea. Hila no descansa, sin duda preparándose ya para regresar a la alcaldía en 2019 siempre que consiga mantener las cuotas de poder interno para ser el candidato.

Este crecimiento de la cuota de poder de Hila y su grupo (fundamentalmente las agrupaciones socialistas palmesanas de Ponent y Llevant) no sólo se ha explicitado en Cort. Otro de sus puntos de actividad es el IMAS (Institut Mallorquí d'Afers Socials), organismo estrella del Consell de Mallorca. Formalmente este instituto está presidido por Margalida Puigserver (Més), pero en la realidad las áreas están repartidas. La vicepresidencia primera del IMAS corresponde al socialista Javier de Juan Martín, que es el jefe de facto de las residencias de la tercera edad, que van pasando a ser controladas por el aparato de Hila, que el año que viene, no hay que olvidarlo, dejará de ser alcalde para ceder la vara a Antoni Noguera (Més).

Los pasos son claros: durante esta legislatura Ángeles Fernández Valiente, esposa de José Hila, ha sido promovida a jefe de servicios del IMAS. Fernández Valiente también es dirigente del PSIB-Palma. Es funcionaria de Menores de la Conselleria de Benestar Social del Govern, con grado 22, pero ha sido ascendida, gracias a «su brillante currículum» a técnica del IMAS en comisión de servicios con grado 26. Si está cuatro años en este puesto verá muy consolidada su carrera administrativa. Otro paso que ha llamado la atención recientemente ha sido el nombramiento de Antonia Jiménez Ferrer como directora de la Llar dels Ancians de General Riera. Es una de las cuatro residencias de la tercera edad controlada por el IMAS. Curiosamente, Jimémez Ferrer también es funcionaria de Menores, nivel 22, exactamente el mismo destino y misma categoría que la esposa de Hila, también en comisión de servicios. Ha sido designada porque, según fuentes oficiales del IMAS, «tiene experiencia en gestión de centros públicos». Sin embargo, otras fuentes del instituto aseguran que «se presentaron otros currículums con experiencia en geriatría que han sido rechazados». En el IMAS hay bromas porque «con esta experta en Menores ahora sólo faltaría que se pusieran a repartir Sugus entre los ancianos».

El incremento de poder de la corriente de José Hila sigue creciendo. Hace pocas fechas dimitió como directora insular de Dependència, Margalida Fullana Arrom, perteneciente a la Agrupación Socialista de Algaida, cuna política de Francesc Antich y una de las más leales a Francina Armengol. Ahora todo son comentarios en el IMAS porque su sustituta, según todos los movimientos internos que se están realizando, puede ser Regina Moll Kammerich, hermana de Susana Moll, concejal de Educació del Ajuntament de Palma, una de las personas de máxima confianza de José Hila en los procesos de primarias de la pasada legislatura. Ambas son hijas del llorado y recordado Josep Moll, dirigente histórico del PSIB que siempre estuvo alineado con la corriente Socialisme i Autonomia, a la que pertenecen los leales a Francina Armengol. Pero Susana se puso del lado de Hila, que ganó en Palma frente al ahora diputado Ramon Socías. De confirmarse el nombramiento de Regina, el aparato de Palma del PSIB vería incrementado su poder también en otra área importante e influyente.

Se da también la circunstancia de que la hermana del alcalde, Mari Carmen Hila Vargas, también ha alcanzado el nivel 26, en este caso como jefe de servicios del SOIB, (Servei d'Ocupació de les Illes Balears) dependiente de la Conselleria de Benestar Social. Se trata de un organismo clave con su control de las escasas bolsas de trabajo actualmente existentes.

Los movimientos en el IMAS y en la Conselleria insular de Benestar Social son poco visibles. La consellera Margalida Puigserver (Mes) haría pensar que la actual dirección del PSIB-Palma no puede tener peso interno dentro de esta estructura. «Pero la realidad es otra. El poder está segmentado. El vicepresidente primero del IMAS, Javier de Juan Martín, tiene peso real dentro de las áreas que controla. De ahí que la fuerza política de Hila está creciendo, preparando el futuro...».

Hace unos meses, la presidencia del Consell encargó una encuesta a una empresa independiente para saber cómo funcionaban sus departamentos a los ojos de los ciudadanos. Curiosamente, el único que suspendió fue el área de Benestar Social. «Los ciudadanos no ven el trasfondo. Pero siempre se huelen algo...». comentan en el IMAS.