El INE ha heco públicos este miércoles de población que dejan a las claras que el boom de la inmigración hacia a las Islas está estancado. | Efe

21

La población de Balears se estanca. Los datos hechos públicos este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE) dejan a las claras que el boom de la inmigración hacia a las Islas es cosa del pasado. A 1 de enero de 2015, en Balears vivían 1.104.479 habitantes, apenas 1.037 más que un año antes. La población extranjera sigue siendo de las más elevadas de España, con un total de 192.518 residentes de otros países, pero el regreso de los inmigrantes a sus lugares de origen no se detiene y en 2014 lo hicieron 10.594.

La consecuencia más llamativa de este abandono se da en la población de los municipios de Mallorca: 31 de ellos perdieron habitantes. Es una tendencia inversa a la vivida en los últimos años, producto del regreso de los inmigrantes a sus países de origen o a otros países con más oportunidades económicas. Más de la mitad de los municipios de Mallorca perdieron población debido a que en 45 municipios se redujo sustancialmente el número de residentes extranjeros.

El descenso en el número de residentes extranjeros también ofrece datos para el análisis: aquellos que llegaron de forma masiva hace unos años procedentes de Sudamérica vuelven a sus países, pero también lo hacen residentes extranjeros de la Unión Europea. El caso más llamativo es el del colectivo de alemanes que residen en las Islas. En un año, han abandona el archipiélago un total de 1.350 residentes germanos, por encima de los 1.209 ecuatorianos que emigraron o de los 1.123 colombianos que también lo hicieron.