Las protestas por las prospecciones petrolíferas han sido una constante en Balears. | Redacción Local

6

La dirección general de Medio Ambiente de la Comisión Europea apoya la iniciativa de proteger el corredor de migración de cetáceos del Mediterráneo, un área que discurre frente a las costas de Balears, Catalunya y Valencia. La declaración de este espacio como Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo puede suponer la paralización de dos proyectos de prospecciones petrolíferas que afecta al mar de las Balears.

En concreto, influiría por completo a las prospecciones del Golfo de León de la empresa Schlumberger, y también afectaría la zona norte del proyecto Mar Balear de Spectrum Geo Limited. Ambos tienen la oposición de la conselleria de Medi Ambient del Govern.

Precisamente ha sido el director general de Pesca i Medi Marí, Joan Mercant, quien ha solicitado el apoyo de la Unión Europea con una misiva en la cual explicaba la situación. Europa ha respondido favorablemente y «espera y confía» que «en vista de la importancia de este corredor, España proponga próximamente esta declaración», según explica el Govern.