Políticos e integrantes de ONGs el día en que se anunció la medida para recuperar la sanidad universal. | T. Ayuga

53

Un total de 1.663 inmigrantes irregulares residentes en las Islas ya han obtenido el documento acreditativo por el cual el Servei de Salut les asigna médico y enfermera y les permite acceder a toda la cartera de servicios de la sanidad pública balear.

El documento, que solo puede ser utilizado en Balears, empezó a expedirse el pasado 20 de julio y desde entonces y hasta el 29 de diciembre, 1.314 ‘sin papeles’ que viven en Mallorca, 238 en Eivissa, 75 en Menorca y 36 en Formentera, ya tienen acceso a la sanidad pública sin ningún tipo de problema.

Los inmigrantes irregulares ya pueden pedir el documento acreditativo en el centro de salud que le corresponde por la zona en la que residen con una fácil tramitación.

Cabe recordar, que el Ministerio de Sanidad, mediante un contencioso administrativo, recurrió la orden del IB-Salut, firmada por Juli Fuster, que establecía el mecanismo administrativo que permite que las personas inmigradas que no tengan tarjeta sanitaria puedan ser atendidas igual que si la tuviera. El pasado mes de noviembre el Govern anunció que, a pesar del contencioso del Ejecutivo central, en Balears se continuará garantizando la asistencia sanitaria a todo el mundo.