La Direcció General de Consum de la Conselleria de Salut ha retirado juguetes, como los de la imagen, que son considerados peligrosos para los más pequeños de la casa.

3

Los juguetes y los artículos de broma pueden ser peligrosos, bien lo sabe la Direcció General de Consum que a lo largo de este año ha detectado la presencia de 53 productos inseguros, lo que ha supuesto la retirada del mercado de 1.025 unidades.

Las inspecciones y los controles que han llevado a cabo los inspectores de consumo de la Conselleria de Salut han dado como resultado la inclusión de estos 53 artículos en la red de alerta de productos industriales.

Así lo informaron este martes desde la Direcció General de Consum, especificando que se han retirado 33 modelos de juguetes considerados no seguros por tener ventosas que se desprenden fácilmente o piezas que se rompen e imanes que se despegan con facilitad o por presentar un acceso inadecuado a las baterías y disfraces con cordones demasiado largos que suponen un riesgo para los niños. Entre los productos retirados del mercado también hay cuatro clases de líquidos para cigarrillos electrónicos con más nicotina que la declarada y dos tipos de calzado de adultos que contienen una sustancia que puede ser cancerígena.