Este miércoles salieron a la venta las primeras capturas de jonquillo. | A.E.

4

La temporada de pesca del jonquillo arrancó el martes con escasas capturas. Este miércoles en la Lonja de Palma se subastaron un total de 62,7 kilos de esta especie, lo que supone una cifra escasa para el arranque de campaña. Por contra, las embarcaciones capturaron también 121,30 kilos de cabotí y otros 58,45 kilos de mezcla (jonquillo y cabotí juntos).

La elevada temperatura del mar es una de las principales causas de los escasos ejemplares capturados, según explica el secretario de la Federación de Cofradías de Pescadores, Antoni Garau. «La temperatura en superficie está entre 17 y 19 grados, dos más que lo habitual por estas fechas, mientras que las condiciones óptimas para el jonquillo son de 14 grados», aclara.

Menos de una decena de embarcaciones de las 47 que normalmente faenan salieron a la captura de esta especie tan cotizada en el mercado. En los puestos del Mercat de l‘Olivar de Palma ayer las pescaderías ofrecía el primer jonquillo a precios que rondaban entre los 36 y los 48 euros.

El año pasado se capturaron 7 toneladas de jonquillo durante los cuatro meses y medio que dura la campaña, una cifra muy inferior a los conseguidos en 2014 con 17 toneladas.