Un grupo de trabajadores de Orizonia protesta en el Parc Bit por la mala gestión de los directivos del otrora gigante del turismo internacional. | M. À. Cañellas

3

Los responsables del fondo de inversión que dejaron una deuda de 160 millones de euros en Orizonia han sido localizados y emplazados por el Juzgado de lo Mercantil 1 de Palma para que respondan ante la justicia por ese millonario déficit. La desaparición de Orizonia dejó sin empleo a 5.000 trabajadores, 1.000 de ellos en Balears.

Según confirmaron a Ultima Hora fuentes próximas al concurso de acreedores del holding turístico, quebrado en 2013 y que tenía su sede en el Parcbit, la localización de los gestores de Carlyle «fue ardua» y solo dio resultados tras una comisión rogatoria encargada en Luxemburgo por el letrado de la Administración de Justicia de Mercantil 1, Enrique Díaz –Revorio.

El concurso de 11 de las 21 sociedades de Orizonia fue declarado culpable por los administradores concursales, quienes cifraron la deuda global del holding en más de 2.000 millones, 160 de los cuales hacen responsable al fondo de capital riesgo Carlyle. Por ahora, a los directivos de Carlyle se les ha informado del contenido del informe de calificación elaborado por los administradores concursales –Insolnet y Banco Sabadell– y se las emplazado para que expongan sus argumentos.