La idea del actual equipo del Servei de Salut es cerrar el concurso de 2009 y 2010 que quedó sin finalizar para, posteriormente, abrir un nuevo proceso de concurso oposición. | IB-SALUT

3

El IB-Salut quiere poner en marcha, a lo largo de esta legislatura, una oferta pública de ocupación para estabilizar y mejorar las plantillas de los profesionales de la sanidad pública que se han visto mermadas en los últimos cuatro años.

Los sindicatos calculan que cerca de 1.500 trabajadores de la sanidad pública balear se han quedado sin empleo por la política de recortes del PP. Las organizaciones sindicales ya han anunciado que lucharán por conseguir que el actual Govern amplíe las plantillas del personal que depende del Servei Balear de Salut.

Hay que tener en cuenta que la oferta pública de ocupación realizada en los años 2008-2010 ha conseguido estabilizar a un total de 1.831 empleados públicos que ahora cuentan con una plaza fija en el sistema. La apuesta que se hizo en su día fue la de estabilizar plantilla de personal interino y eventual, con el objetivo de consolidar la plantilla y ofrecer un servicio de mayor calidad a los ciudadanos.

En 2008, se estabilizaron 1.287 puestos de trabajo de los procesos abiertos, 503 de los procesos de 2009 y 41 de los procesos de 2010. Quedan un total de 193 plazas todavía pendientes del cierre de procesos que siguen su curso o que todavía no se han abierto.

El objetivo actual del equipo directivo del IB-Salut es el de cerrar el concurso de 2009 y 2010 que quedó sin finalizar para poder así anunciar a lo largo de la legislatura un nuevo proceso de concurso oposición. Desde el IB-Salut insisten en que la intención es abrir un nuevo proceso de oposición que permita dar todavía más estabilidad en las plantillas.