Miguel Ángel Romero, secretario de Acción Sindical de la FSP-UGT, explicando a la asamblea de trabajadores de Son Espases los acuerdos alcanzados con la Administración. | M. À. Cañellas

6

Una semana después de firmar el nuevo acuerdo de carrera profesional que ha permitido desbloquear el conflicto con el IB-Salut y evitar una huelga en la sanidad pública, los sindicatos iniciaron este miércoles un calendario de asambleas para informar a los trabajadores de lo firmado el pasado 28 de octubre.

Los trabajadores han respondido a las organizaciones sindicales con una escasa participación en las asambleas celebradas este miércoles en Son Espases y Son Llàtzer, aunque los asistentes a ambos encuentros reconocieron el trabajo realizado por los sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad (CCOO, CSI-F, FSES, UGT y USAE), que permite cobrar el complemento de carrera profesional al personal estatutario a partir de 2016.

De este acuerdo aprobado por unanimidad se beneficiarán 3.942 profesionales de la sanidad pública que actualmente no tienen reconocido este derecho, 2.286 de los cuales son profesionales fijos y 1.656, interinos.

El acuerdo tiene un sabor agridulce. Lo que menos ha gustado a los trabajadores es el nuevo calendario para recuperar parte de la paga extraordinaria que se perdió en 2012. Todos los trabajadores de la sanidad pública cobrarán un 25 % del importe en 2017 y el otro 25 % restante, en 2018. A finales de año, cobrarán el 25 % restante, al igual que el resto de los empleados públicos.

Noticias relacionadas