Vista del cementerio de Palma. | M. À. Cañellas

4

El 46 % de las personas que han fallecido en Palma durante lo que va de año han sido incineradas, mientras que la media estatal es del 35 %, según fuentes municipales. Ciutat supera la media de incineraciones de España de forma significativa desde el año 2008. Aunque no se ha realizado un análisis exhaustivo, uno de los motivos del incremento de las incineraciones experimentado en Palma podría ser el económico, ya que el aumento más significativo se produjo en 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis.

La Empresa Funeraria Municipal (EFM) ha realizado 1.340 incineraciones y 1.570 inhumaciones en lo que va de año; son cifras ligeramente superiores a las registradas durante el mismo periodo de 2014.

La Funeraria informa que tiene disponibles todos los tipos de unidades de enterramiento, pero en poca cantidad. En el cementerio musulmán actualmente hay 48 tumbas ocupadas, por lo que quedan 12 libres.

La Funeraria anuncia que en 2016 congelará los servicios funerarios. La tasa de morosidad de la citada empresa municipal es del 17 %; las sepulturas que no abonan la tasa de mantenimiento se mantiene sin variaciones desde hace años.