7

Los grupos parlamentarios Més per Menorca y Més per Mallorca han propugnado hoy la redacción de una auditoría de la deuda pública de la comunidad autónoma.

El diputado portavoz de Més per Menorca Nel Martí ha explicado que están negociando una proposición no de ley con el resto de formaciones que apoyan al Govern para elaborar esta auditoría, basada en la participación ciudadana.

«Cada vez son más las voces sociales y ciudadanas que reclaman saber cual es la estructura de la deuda y constituye también uno de los compromisos de los acuerdos para el cambio», ha declarado Martí.

Ha manifestado que se debe «partir de la convicción de que resulta inviable, y no deseable, el cumplimiento de la llamada 'regla de oro' impuesta desde la troika y traducida en la reforma constitucional 'exprés' de 2010», porque no comparte «este principio economicista que pone a los bancos por encima de las personas».

La deuda pública viva de la CAIB se sitúa ya en cerca de 9.000 millones de euros, pero para Més per Mallorca y Més per Menorca, aunque es importante al representar un tercio del PIB balear, «no se corresponde con el estado de alarma argumentado por discursos pensados para justificar políticas de ajuste y recortes amparados en el cumplimiento de un objetivo de déficit que no es asumible ni humanamente ni matemáticamente».

«El objetivo de déficit es el arma política -ha declarado el diputado Nel Martí- que el Gobierno central utiliza para ir contra las comunidades autónomas, instituciones que gestionan el estado de bienestar en un Estado donde, paradójicamente, quien concentra el 80 por ciento de la deuda no son las autonomías ni los ayuntamientos, sino la administración central».

El diputado nacionalista ha aseverado que «por culpa de la deuda pública autonómica y las obligaciones impuestas para afrontarla», los ciudadanos de Baleares pagan actualmente cerca de tres millones de euros diarios a los bancos.

Este año, entre amortizaciones e intereses, se destinarán a los bancos cerca de 1.000 millones de euros, uno de cada tres euros de las cuentas autonómicas, ha advertido Martí.

Ha añadido: «Los mismos bancos que han sido rescatados con dinero de todos sigue engordando el agujero del Fondo de Reestructuración Bancaria».