El público asistente siguió con atención las intervenciones de los especialistas en cáncer de mama. | Joan Torres

0

«Los programas de cribado del cáncer de mama reducen riesgos, pero no los eliminan. En medicina nada es perfecto y los programas de cribado tampoco lo son». Así lo afirmó este jueves la doctora Nieves Ascunce, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública, y responsable en Navarra de los Programas de Detección Precoz del Cáncer de Mama.

La doctora Ascunce fue la principal ponente de la sesión informativa ‘El cribado del cáncer de mama. Situación e importancia’, organizada por el Club Ultima Hora y la Junta de Balears de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), que se llevó a cabo este jueves en la sala Aljub de Es Baluard. Contó con un público mayoritariamente femenino, muy interesado en conocer el funcionamiento de los programas de cribado que ayudan a salvar vidas.

«Las mamografías no son perfectas aunque sí ayudan a salvar vidas», indicó la doctora Ascunce, recordando que, aunque pueden tener efectos adversos, «como los falsos positivos que crean bastante tensión en las mujeres y hacen que apliquemos técnicas invasivas», siempre es positivo que se lleve a cabo un programa de cribado. Programa que en toda España se realiza, sin grandes diferencias, en la franja de edad que va de los 50 a los 69 años.

Antes de la intervención de los expertos, la jornada fue presentada por la periodista Lina Pons, la presidenta de la Junta de Balears de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), Teresa Martorell, y el doctor Javier Cortés, presidente del comité técnico de la Junta de Balears de la AECC.