Rodrigo de Santos, a su llegada a los juzgados para declarar por el caso Son Espases. | M. À. Cañellas

20

El exconcejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Palma Javier Rodrigo de Santos se ha ratificado en sus acusaciones en el marco de las investigaciones centradas en el presunto amaño del proceso para la adjudicación de Son Espases, en las que el exregidor es uno de los principales 'arrepentidos'.

Así, en su declaración en calidad de testigo ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, De Santos se ha ratificado en afirmar que el PP balear exigía el 3% en comisiones por cada adjudicación.

A su salida de los juzgados, el exconcejal ha destacado a los medios congregados que «es bueno colaborar con la justicia porque es bueno que se conozca la verdad».