Las clases de Medicina se impartirán en el Hospital Universitari Son Espases. | LUIS FORTEZA

74

El primer curso de Medicina de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) comenzará en el curso 2016-2017, se ofertarán 60 plazas y el coste de la matrícula se situará entre los 1.500 y los 1.800 euros, según ha concretado este miércoles el rector de la UIB, Llorenç Huguet.

A esas 60 plazas podrá optar cualquier estudiante de España, que entrará según la nota que obtengan en sus estudios preuniversitarios.

Las clases del primer curso se impartirán en el Hospital Universitario Son Espases y cada año se implementará un curso, hasta los seis años.

La UIB necesitará que el Govern balear incluya en los presupuestos autonómicos de 2016 un total de 600.000 euros para poner en marcha estos estudios: 300.000 para el gasto de personal y otros 300.000 euros para acondicionar la aulas. A partir de 2017, cada curso costará un millón de euros más a las arcas públicas.

La universidad balear trabaja en los trámites administrativos y todos los permisos necesarios para impartir estos nuevos estudios. Actualmente solo las Islas Baleares y La Rioja no tienen facultad de Medicina.

El rector de la UIB ha ofrecido una rueda de prensa para dar cuenta de este nuevo proyecto académico y ha subrayado que cada euro público que se invierte en formación académica supone una reinversión en la sociedad de tres euros.

Además, ha hecho hincapié en que la implantación de Medicina supone siempre un impulso de la investigación en áreas biomédicas.

El catedrático de Química y director del Instituto Universitario de Investigación en Ciencias de la Salud (IUNICS), Félix Grases, ha comparecido junto al rector para defender la importancia de este proyecto docente para las Islas Baleares.

Huguet ha recordado que en el año 2009 el Parlament aprobó por unanimidad una mandato para que la UIB elaborara el plan de estudios de Medicina, una petición que cumplió en 2011.

La puesta en marcha de estos estudios depende de la firma de un convenio de la UIB con las consellerias de Salud y Educación del Govern balear, que el rector no ha dudado que se rubricará próximamente tras el anuncio de hace unos días de la presidenta de Baleares, Francina Armengol, de que se pondrán en marcha los estudios de Medicina.

«Es una oportunidad que no podemos desaprovechar; son demasiados beneficios los que la sociedad balear perdería», ha añadido.

La previsión de las 60 plazas -unas 360 en total en los seis cursos- supone en términos relativos 5,4 plazas por cada cien mil habitantes.

Se trata de un porcentaje, ha reseñado el rector, que está «lejos» de las 8,4 plazas por cada cien mil habitantes de la Facultad de Medicina de Castilla-La Mancha, que además es la que tiene el ratio más bajo del país.

«Hoy más que nunca necesitamos los estudios de Medicina, tanto desde el punto de vista formativo e investigador, como para mejorar la calidad de la atención sanitaria en nuestra comunidad», ha señalado Huguet, que ha recordado que en Canarias, otra comunidad insular, hay dos facultades: una en Las Palmas y otra en Tenerife.

El rector también se ha referido a que Son Espases dispone del espacio necesario para acoger estos estudios y que el hospital se diseñó con la idea de que se impartiría esta carrera.

También ha querido dejar claro que esta nueva carrera no supondrá, en ningún caso, el desvío de recursos financieros de otros estudios que imparte la UIB actualmente.