La rehabilitación del Casal Balaguer es una de las obras que se quedarán finalmente sin subvención europea por la deficiente justificación de los trabajos realizados. | S. Cases

28

Balears ha perdido 19.902.809 euros en subvenciones europeas porque algunos de los trabajos que debían realizarse con estas ayudas no han sido debidamente justificados o simplemente no se han hecho.

Parte de estas subvenciones perdidas son de la época del Govern de Francesc Antich, pero en su mayor parte corresponden al mandato de José Ramón Bauzá, que ni siquiera tenía una dirección general específica encargada de gestionar los fondos europeos.

El Govern del Pacte sí la ha creado y ha puesto al frente a Félix Pablo Pindado, quien advierte de que en estos momentos se corre el riesgo de perder otros 19 millones si de aquí a fin de año no se justifican los gastos de estas actuaciones.

El dinero perdido corresponde en su mayoría a ayudas del Fondo Social Europeo, que subvenciona acciones de fomento de empleo, inclusión social y educación y luca contra el abandono escolar prematuro.

El Govern incumplía de forma sistemática los protocolos de justificación de las subvenciones, hasta el punto de que el año 2014 la Comisión Europea comunicó la suspensión de los pagos ante la elevada tasa de error detectada.

Los impagos afectarán además a los fondos Feder, que impulsan actuaciones de investigación y desarrollo, competitividad empresarial o acciones dirigidas a mantener el patrimonio cultural. De los 82 millones que debía recibir Balears, el Govern dejará de ingresar tres millones. En este caso, el incumplimiento es tan solo de un año y no de cuatro como sucede con los fondos sociales.