El Àrea de Model de Ciutat durante su visita al edificio de GESA.

23

Los técnicos de la concejalía de Ciutat, Urbanisme i Habitatge han realizado este viernes una primera visita al edificio de GESA para analizar el estado del mismo. «Estructuralmente el edificio está bien, pero necesita una fuerte rehabilitación», han afirmado los técnicos.

De este modo, la rehabilitación del edificio, que sufre mayores daños en los primeros pisos, se basará en hacerlo sostenible energéticamente, revisar los ascensores e instalar escaleras de emergencia, entre otras reformas. «A partir de este diciembre empezaremos a proyectar qué queremos para el edificio. Este es uno de los proyectos estratégicos de este equipo de gobierno y un reto que debemos abordar con urgencia», ha asegurado el teniente alcalde Palma, Antoni Noguera.

El edil ha recordado que en la primera fase del proyecto se debe analizar la parte legal. «Está claro que el edificio es del Ayuntamiento pero falta clarificar los detalles judiciales y de los contenciosos en marcha», ha añadido al respecto.

Noguera pretende hacer del edificio «una oportunidad para la ciudad», y ha añadido que en primer lugar se deben definir los usos del mismo para planificar la rehabilitación. «El punto de partida son usos administrativos, espacios para abrir oportunidades en el campo de las nuevas industrias, principalmente basadas en el diseño y la creatividad », ha detallado el teniente de alcalde.