Juan Miguel Villar Mir, dueño de OHL. | Manuel H. de Le

2

«Están (Aina Castillo y Sergi Bertrán) justificando la maquinación orquestada para que no ganase OHL», declaró el empresario Juan Miguel Villar a la Brigada de la Policía Judicial-UDEF en la declaración que en calidad de imputado prestó en Madrid ante los agentes y el fiscal anticorrupción Pedro Horrach. El propietario de OHL se refirió en esos términos a la exconsellera de Salut y al exdirector general del IB Salut para negar la versión que ambos dieron a los investigadores sobre el presunto amaño de Son Espases. Y también, para salir al paso de las hipotéticas instrucciones que Castillo y Bertrán dicen haber recibido de Jaume Matas para que «OHL se proclamase vencedora (del concurso)».

«La honradez profesional es un criterio de actuación del Grupo OHL», dijo Villar Mir al fiscal y a la policía, según consta en el informe remitido al juez instuctor del ‘caso Son Espases’, José Castro, bajo la denominación ‘Operación Tizona’.

Matas, Villar Mir, Castillo y Bertrán están imputados en la causa, junto al exgerente del PP Fernando Areal, y los directivos de la consultora Global PM y de OHL, Jesús Peinado, Luis Francisco Piña y José Magán.

Villar Mir declaró, asimismo, que nunca su empresa había impugnado una adjudicación hasta que «tuvo que hacerlo» con Son Espases. Califica de «irregular» que, a pesar que la propuesta de un asesor externo es favorable a OHL, y que el Consell Consultiú opinó que la tramitación del concurso fue correcta «se decidió añadir unos trámites irregulares y no previstos en la Ley, cambiándose los baremos de claificación y no valorando la oferta del asesor experto», precisó.