1

El presidente de la patronal del Pequeño y Mediano Comercio de Mallorca (Pimeco), Bernat Coll, ha señalado que está «satisfecho» con el Decreto Ley de medidas urgentes en materia de grandes establecimientos comerciales validado este lunes en el Parlament porque supone una «defensa rápida y contundente» del sector.

Coll ha hecho estas declaraciones en el Parlament y ha descrito este Decreto como un «primer paso» para «defender nuestro territorio y nuestro comercio», ya que, en sus palabras, «no puede ser que destruyamos Mallorca comercialmente».

Así, ha defendido la «urgencia» del Decreto Ley frente al Proyecto de Ley, aunque ha afirmado que hay aspectos «mejorables», como los horarios comerciales y los días de apertura, lo cual, según ha señalado, habría que hablar con «tranquilidad y el máximo consenso» para procurar un «modelo de comercio de proximidad» que no cambie cada cuatro años.

También el presidente de la Federación de Comercio de las Islas Baleares (Adefeco), Pau Bellinfante, ha valorado «positivamente» la fórmula del Decreto Ley porque «había que hacerlo en cuanto antes» para cubrir un «vacío legislativo» y, así, «dar tranquilidad».

Además, el también presidente de la Confederación Balear del Comercio (CBC) ha mostrado su «despiste» frente a la postura del PP, grupo que ha votado abstención. «Era una ley que promocionaron ellos y ahora no la acaban de defender», ha afirmado

Por su parte, el presidente de Pimem Comercio, Toni Sampol, ha aseverado que esta normativa era «necesaria para acabar con la posibilidad de hundir al pequeño comercio» y, además, «permite reeditar la Ley».