Rafaela Sánchez, Antoni Morante, Martí X. March, Maria Antònia Font, Jaume Sastre y Josep Palou, en la Conselleria d’Educació antes de la reunión. | M. À. Cañellas

28

El conseller d’Educació i Universitat, Martí X. March, se reunirá este miércoles en Madrid con el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, para pedirle la paralización del calendario de aplicación de la LOMCE (Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa).

March ya fue uno de los seis consejeros de Educación de comunidades gobernadas por los socialistas que el pasado 18 de julio pidió al ministro que no se aplicara el próximo septiembre la ley a los cursos de ESO y Bachillerato que faltaban.

Además, junto al resto de consejeros pidieron la convocatoria urgente de una Conferencia Sectorial de Educació, que se celebrará finalmente el 13 de agosto.

March intentará paralizar la aplicación de la LOMCE a pesar de que como recordó este lunes durante su reunión bilateral con la Unió Obrera Balear (UOB) su intención no es hacer un decreto ley. Si bien el sindicato arremetió asegurando que no habían tenido ningún problema para hacer un ‘decreto’ en el caso de las grandes superficies.

La UOB también mostró a March, así como al director general de Planificació i Ordenació, Antoni Morante y la directora general de Personal Docent, Rafaela Sánchez, su intención de que el nuevo decreto educativo que sustituirá el TIL contemple un sistema educativo 100 % en catalán con excepción de las materias lingüísticas.