Importación de basura a Son Reus. | Pilar Pellicer

1

La plataforma «No queremos ser el basurero de Europa» ha recordado este lunes al Consell de Mallorca que la clave del futuro de los residuos está en la «perversa relación contractual» que tiene con Tirme y por eso, tiene que ser revisada.

Miembros de la Plataforma de Bunyola, Son Sardina, Alcúdia y el GOB se han reunido este lunes con el equipo político del Consell de Mallorca que trabajará las competencias en materia de gestión de residuos.

La Plataforma ha reiterado que la paralización inmediata de la importación de residuos es un «hecho capital y era imprescindible, pero que esto no basta» para dar la vuelta la actual gestión insostenible de los residuos en Mallorca que sigue basada en la incineración.

La organización apunta que la clave está en la revisión y modificación de la relación contractual que rige la concesión del servicio público de gestión de residuos en la empresa concesionaria Tirme.

Además, la Plataforma exige que se establezcan unos «objetivos ambiciosos» en cuanto a prevención y reducción de residuos, reciclaje y se trabaje para prever el cierre progresivos de los hornos de la incineradora.

Por otro lado, reclama que las infraestructuras sobredimensionadas construidas y gestionadas por Tirme no condicionen la política de residuos que se impulsa desde el Consell sino que se subordine.