La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) ha propuesto al gobierno municipal de Palma un documento de trabajo conjunto para desarrollar durante esta legislatura «el potencial de Palma como destino turístico».

En un comunicado, esta federación informa de su reunión de este jueves con el teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna del Ajuntament de Palma, Toni Noguera, y el gerente de Urbanismo, Juan Riera.

En el mismo han participado la presidenta ejecutiva de FEHM, Inmaculada Benito, el vicepresidente de la FEHM y presidente de la Asociación Hotelera de Playa de Palma, Francisco Marín, y la gerente de la Asociación Hotelera de Palma, Mercè Peñaranda.

La FEHM ha entregado a los responsables municipales un documento donde se explica el peso de la hostelería, el comercio y la restauración en la economía de la ciudad.

Los temas concretos abordados han sido el PRI de la Playa de Palma, sobre el cual la FEHM ha pedido máxima celeridad de concreción para aportar seguridad jurídica a las empresas de la zona, la Declaración de Zona Madura de Cala Major, el proyecto de centro comercial en Ses Fontanelles, los accesos a la ciudad y el futuro del edificio de Gesa.

También se ha tratado el Plan General de Palma, en el que la FEHM, a través de sus asociaciones, quiere participar principalmente en materia de usos dada la gran preocupación que existe por el desequilibrio que los alquileres turísticos pueden causar al modelo medioambiental, social y económico de Palma y Baleares.

La presidenta de la FEHM y el teniente de alcalde han quedado en celebrar reuniones periódicas en las que, además de los temas citados, el sector pueda aportar conocimiento para el desarrollo de un plan de acción global que mejore la calidad de vida de los ciudadanos y la proyección internacional de la ciudad.

Se trata, asegura esta federación, de «imprimir a la ciudad la sensibilidad turística necesaria que la convierta en un referente internacional y, a la vez, mejore la vida de los ciudadanos».

De Benito ha dicho que ha sido una reunión «ejecutiva y provechosa» en la que, además de repasar los asuntos turísticos que afectan a la ciudad de Palma, se han abordados temas de importancia para la ciudad y los empresarios turísticos.