0

La delegada del Gobierno en Baleares, Teresa Palmer, ha querido expresar este viernes «su más enérgica condena y repulsa» por los atentados perpetrados en Túnez, Francia y Kuwait y ha mostrado su «total solidaridad» con la cadena mallorquina RIU.

Esta cadena hotelera ha sufrido uno de los ataques en un hotel de su propiedad ubicado en la ciudad tunecina de Susa, el hotel Imperial Marhaba, en Port El Kantaui.

Palmer también ha querido trasladar sus más sinceras condolencias a las víctimas y familiares de los atentados.