Tomeu Català y Marcos Campoy. | M. À. Cañellas

5

Proyecto Hombre Baleares ha recomendado a los padres estar más atentos con sus hijos a partir de los 12 años, edad de inicio del consumo de drogas, en especial con el del cannabis, el primer estupefaciente que prueban los adolescentes seguido del alcohol.

Estas dos drogas están vinculadas a la experimentación de los jóvenes, que las probarán en mayor o menor grado, ha señalado el director de Projecte Jove, Marcos Campoy.

Campoy ha participado en la rueda de prensa que han ofrecido el presidente de Proyecto Hombre Baleares, Tomeu Català, y el director general, Jesús Mullor, para presentar la Memoria 2014 de la institución, que apunta un incremento de un 16 % de los jóvenes y adolescentes atendidos en Proyecte Jove.

Según los datos facilitados, el perfil del usuario joven de Proyecto Hombre en Baleares es chico (78,5 %), con una edad media de 17,6 años, estudios inferiores a la ESO (76,9 %) y cuya principal sustancia de consumo es el cannabis (78,9 %).

Campoy ha detallado que desde que hace un par de años la edad de inicio del consumo de drogas se ha rebajado hasta los 12 y suele empezar en los centros educativos como una forma de imitar socialmente a los estudiantes mayores.