8

Los dos estudiantes que han sacado la mejor nota en las pruebas de acceso a la universidad realizadas en Balears tienen algo en común, además de la calificación de 9,81 que han obtenido: quieren ser ingenieros.

Margalida Puigserver espera que la nota que ha sacado en los exámenes le sirva para poder estudiar tecnología aeroespacial en Terrassa y luego acceder a ingeniería aeronáutica.

La hasta ahora estudiante del Instituto de Felanitx reconoce que los exámenes de la llamada selectividad no le resultaron muy difíciles, pero puntualiza que los resultados suponen una continuidad de su media en secundaria y bachillerato y que detrás «hay mucho tiempo de estudio y mucha constancia».

La misma nota ha obtenido Joan Rosselló, del IES Mossen Alcover de Manacor, que ya sabía antes de examinarse que estudiaría en el prestigioso Imperial College de Londres, donde cursará ingeniería civil, el equivalente a ingeniería de caminos.

Explica su secreto para sacar buenas notas: «Estudiar durante todo el año, hacer un poco más de las tareas que te piden los profesores y, sobre todo, ser consciente de lo que te sabes y lo que no para estudiar eso».

En el caso de Marian Cardona, del instituto Joan Ramis i Ramis de Mahón, también sabía antes que estudiaría veterinaria, y lo hará en la Autónoma de Barcelona.

Ha obtenido la nota más alta entre los alumnos de Menorca (un 9,56), una calificación que, ponderada con el resto de sus notas, alcanza un 13,5 sobre 14, muy por encima de lo requerido en la especialidad que le gusta. Para obtener semejante resultado «hace falta trabajo pero también tener facilidad», asegura.

La mejor calificación de las Pitiüses ha sido para Marc Josep Serra, que ha logrado un 9,35, con el que aspira a cursar la doble titulación de Derecho y Economía en la Universidad Pompeu Fabra, que ha elegido principalmente por las oportunidades laborales que ofrece.

Este estudiante del instituto Quartó de Portmany de Sant Antoni asegura que para preparar la selectividad únicamente sirve «ser muy constante».

«A partir de segundo se pone serio, hay que tener los apuntes al día y, en las dos últimas semanas antes del examen, darle un repaso fuerte», explica.