22

MÉS per Mallorca ha propuesto hoy una reducción de jornada a 35 horas semanales con el fin de repartir mejor el trabajo, con el mantenimiento de los mismos salarios, lo que redundará en una mejor calidad de vida.

La propuesta debe ir acompañada del compromiso de no rebajar los salarios, con lo que se podrá recuperar «la poca parte de la riqueza que reciben los trabajadores de Baleares», informa MÉS en una nota de prensa.

Con esta iniciativa, las horas extras deben limitarse solo para cubrir «situaciones excepcionales», se reducirá la carga de Seguridad Social debido a los acuerdos de disminución de jornada, así como una bajada de los excedentes empresariales.

Los candidatos al Parlament por MÉS, Biel Barceló (cabeza de lista) y David Abril han señalado que Baleares es «el territorio donde más han caído los salarios, mientras el beneficio empresarial se ha incrementado».

La propuesta de la formación se basa en experiencias como la de Francia, donde esta reducción de jornada ha implicado beneficios para el conjunto de la economía.

Entre los efectos positivos de la reducción de jornada están el incremento de cotizantes a la Seguridad Social, el aumento de la caja de pensiones, el ahorro en la paga de prestaciones de desempleo y un mayor consumo por parte de los trabajadores, con más recaudación fiscal.

Además, un aumento de la productividad por hora trabajada y una mejor conciliación vida laboral y familiar, con el consiguiente incremento de calidad de vida.