Imagen de archivo de Son Dureta. | M. À. Cañellas

22

El PP reconvertirá parte del viejo Son Dureta en un hospital de media estancia, una residencia sociosanitaria y un centro de salud para esta zona de Palma, mientras que el antiguo Can Misses de Ibiza será un centro sociosanitario, ha anunciado hoy el candidato a la presidencia del Govern, José Ramón Bauzá.

En Menorca, la atención sociosanitaria de la población se mejorará en el propio hospital Mateu Orfila y en el centro de Santa Rita, ha concretado el presidente de Baleares, que ha explicado que los populares se marcan como objetivo primordial de gobierno para la próxima legislatura ampliar y mejorar la oferta pública sociosanitaria de las islas.

Con ocasión de un acto de campaña en Palma al que ha asistido buena parte del sector sanitario público y privado, Bauzá ha expresado su satisfacción porque su gobierno ha logrado salvar en esta legislatura la «quiebra» del sistema sanitario pagando una deuda de 850 millones de euros.

En la próxima legislatura, Bauzá quiere que se recuperen parte de los edificios del viejo Son Dureta, donde se reubicarán también varios departamentos de la Conselleria de Salud que a día de hoy están dispersos en distintos lugares y que pagan alquileres, un gasto que se ahorrará a las arcas públicas.

Para el PP es «prioritario» la salud mental y, en este sentido, los populares se comprometen a la aprobación de un nuevo plan de salud mental de Baleares según el criterio y las necesidades de profesionales y pacientes.

En el programa del principal partido de las islas se recoge la reforma del hospital de Manacor con el propósito de incrementar el número de camas, así como la ampliación de los espacios de urgencias y de consultas.

En Son Llàtzer se aumentará la actual cartera de servicios y en Son Espases se crearán dos nuevas unidades: de cuidados críticos crónicos y de aislamiento de pacientes infecciosos, además de mejorar la zona de urgencias.