Los preparativos para echar abajo el edificio de Can Bibiloni ya han empezado. | T. Ayuga

12

La Gerencia de Urbanismo del Ajuntament de Palma ha acordado este martes paralizar la demolición del edificio Can Bibiloni, situado en la calle Aragón de Palma, hasta que no se resuelvan los recursos presentados por MÉS y ARCA en contra de la medida.

Los trabajos han quedado suspendidos por un máximo de dos meses, según ha explicado en rueda de prensa Jesús Valls, concejal de Urbanismo.

Valls ha dejado claro que la paralización de las labores de derribo no suponen una suspensión de la licencia, concedida el pasado mes de abril por Cort.