El ‘Allure of the Seas’ llega a Palma el día 25 de mayo. | Michel Verdure

8

El puerto de Palma recibirá el próximo día 12 de mayo al Quantum of the Seas, considerado como el buque de cruceros del futuro. Unas jornadas más tarde, el día 25 otro buque de la misma firma, el Allure of the Seas, el crucero más grande del mundo, batirá todos las marcas establecidas hasta ahora en Mallorca. Ambos gigantes de los mares, de Royal Caribbean, representan lo más avanzado y espectacular en el mundo de las vacaciones en el mar. Los dos son productos del siglo XXI, dignos de una película de ciencia ficción, pero con instalaciones distintas, destinadas a los gustos más sibaritas y extravagantes.

Entre sus espectaculares instalaciones para 4.118 pasajeros, el Quantum of the Seas ofrece una cápsula de cristal suspendida por una grúa atalaya que se eleva a más de 90 metros de altura, con una panorámica de 360 grados; una sala con cristaleras gigantes sobre la popa con proyección de espectáculos artístico-digitales por la noche; la primera pista de autos de choque a bordo, con pista de patinaje y un simulador de paracaidismo que permite la sensación de volar, con suspensión real en el aire. Registra 168.666 toneladas y mide 347 metros de eslora, cifras no alcanzadas hasta la fecha por ningún otro buque de ningún tipo en el puerto de Palma.

Una marca que, no obstante será superada días más tarde por su compañero de flota Allure of the Seas, que es el buque de cruceros más grande del mundo. Este buque alcanza el espectacular registro de 225.282 toneladas y 362 metros de eslora. En su interior acoge una calle con parque de estilo neoyorquino con miles de plantas, un tiovivo, una galería comercial con todo tipo de tiendas, y una serie de suites panorámicas en forma de loft, con más de 200 metros cuadrados de espacio privado.