El sector amenaza con movilizaciones. En la imagen, concentración de los sindicatos ante el Hospital de Son Espases. | Efe

13

Las sindicatos CCOO, UGT y CSI-F han convocado este viernes movilizaciones del personal el IB-Salut para mayo y han amenazado con una huelga en protesta por lo que consideran una discriminación hacia un 20 % y un 30 % de la plantilla en el reconocimiento del plus de carrera profesional.

El secretario adjunto de la federación de Sanidad de CCOO, Manel García; el de la federación de Servicios Públicos de UGT, Miguel Ángel García, y del CSI-F, Miquel Vila, han afirmado este viernes en rueda de prensa que «lo más probable» es que las concentraciones en los hospitales públicos a partir del 6 de mayo concluyan con la convocatoria de una huelga.

Si serán paros parciales, una sola jornada o de carácter indefinido se decidirá el próximo martes en la reunión asamblearia de los delegados sindicales y en función de la respuesta de la Administración a sus peticiones.

En concreto, los sindicatos convocantes piden que se incluya al personal no sanitario y funcionario de sanidad en el reconocimiento del plus de carrera profesional y que el mismo sea igualitario para los sanitarios, ya que actualmente a algunos les puede costar 5 años obtener un nivel y a otros 10 o 15, a pesar de tener las mismas condiciones.

El plus de carrera profesional fue suspendido en 2011 y en la última mesa sectorial se ha acordado retomar y pagar parte del complemento en la próxima nómina.

Este complemento en su totalidad puede suponer un plus anual de entre un máximo de 12.000 y 3.000 euros para los médicos de máximo nivel y de un mínimo 1.300 anuales brutos para personal como un celador, todos empleados del IB-Salut, que tiene en plantilla a unas 13.000 personas y otras 2.000 como contratados eventuales.

Noticias relacionadas

Los representantes sindicales han explicado que el reconocimiento de mérito profesional al personal del IB-Salut supone un desembolso de unos 9 millones de euros para el próximo año, por lo que calculan que en esta legislatura el Govern se ha ahorrado unos 45 millones por este concepto.

Las federaciones sindicales de sanidad han señalado que el reconocimiento del plus para el personal excluido supone unos 350.000 euros correspondientes al último trimestre, por lo que no entienden las discrepancias.

Los sindicatos han aclarado que no se trata solo de un tema económico, sino de dignificación del trabajo, ya que el acuerdo firmado por el Sindicato Médico y de Enfermería con la Administración excluye al personal no sanitario, cuando ellos son también parte relevante en el funcionamiento de la sanidad pública.

CCOO, UGT y CSI-F han pedido una reunión urgente con el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ya que consideran que es la única persona capaz de desbloquear el conflicto.

En el caso de llegar a la huelga, los representantes sindicales han pedido que esta no sea tachada de «huelga política», ya que los plazos y calendarios han sido fijados por la Administración.

Las concentraciones convocadas por los sindicatos serán a las 11. horas el 6 y 22 de mayo en el hospital Son Espases, Hospital Psiquiátrico y hospital Virgen de la Salud; para el 7 y el 20 de mayo en Son Llàtzer y Joan March; el 12 y 19 de mayo en el Hospital de Inca; el 11 y 19 en el de Manacor; en Can Misses el 14 y 21 de mayo; en Mateu Orfila, 13 y 21 de mayo; Atención Primaria el 15 de mayo y el 18 en los servicios central del IB-Salut.

«Todo aquel que se sienta agravado está cubierto por la convocatoria», por lo que puede participar personal sanitario y no sanitario, han destacado los representantes sindicales.