El cartel que ha provocado la denuncia del IPFB de la polémica. | IPFB

37

El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha denunciado ante la Oficina de Defensa del Menor, el Instituto de la Mujer y la Delegación del Gobierno un cartel anunciador de una fiesta porque contiene dibujos de personas practicando sexo y de figuras religiosas.

Según señala esta organización en un comunicado, la exhibición de esa publicidad «atenta contra la libertad religiosa, además de vulnerar los derechos del menor y denigrar a la mujer».

El cartel, que anuncia una fiesta en un club de Palma con el reclamo «Miércoles Santo», recoge varios dibujos sexuales explícitos, así como otro de una monja semidesnuda y del papa Juan Pablo II.

«El IPFB exige la retirada inmediata de dicha publicidad y la sanción correspondiente al local que lo organiza como a los que lo exhiben en sus escaparates», indica la asociación conservadora.