Cementerio de Palma. | M. Joy

6

La Empresa Funeraria Municipal (EFM) obtuvo el pasado año 750.000 euros de beneficio y realizó 4.199 servicios funerarios, lo que supone «un ligero repunte respecto a 2013», cuando el número fue de 4.020.

Además, el pago a proveedores se produce a 60 días, en lugar de los 120 de 2011, ha detallado la teniente de alcalde de Función Pública y Gobierno Interior, Irene San Gil, quien ha manifestado que «la EFM ha logrado consolidar el cambio de tendencia con criterios de eficiencia, ahorro y austeridad».

En este sentido, se ha referido al contrato de mantenimiento de los edificios de la EFM, «que se ha agrupado con la consiguiente reducción de costes», ha indicado.

San Gil ha indicado que la EFM ofrece servicios diversos. Por un lado, presta servicios funerarios, referidos a difuntos enferetrados, tanto los que tienen póliza con alguna aseguradora como los que no, así como los no enferetrados por la EFM, que pasan por el tanatorio de otras funerarias.

Los servicios de cementerio incluyen inhumaciones, exhumaciones a otra sepultura y limpiezas interiores, para los que las sepulturas deben tener un mínimo de uno o cinco años de antigüedad, respectivamente.

En concreto, de los 4.199 servicios, hubo 2.187 inhumaciones -1.532 de cadáveres y 655 de cenizas-, 165 traslados, 2.178 incineraciones y 324 en traslados dentro de Mallorca.

Cada año, la EFM asume los costes de enterramiento de personas sin capacidad económica para afrontar este gasto; desde el año 2009, los servicios han sido de 95 (2009), 109 (2010), 85, (2011), 79 (2012), 74 (2013) y 85 (2014), y las tareas se desarrollan en coordinación con el área de Bienestar Social.

La EFM ha logrado consolidar el cambio de tendencia durante la legislatura, con unos beneficios de 590.000 euros en 2011, el récord de 1'5 millones de 2012, 990.000 en 2013, y de 750.000 euros en 2014. En 2012 finalizó el período de carencia de unos préstamos solicitados previamente, y desde finales de 2011 hasta finales de 2014, la empresa ha devuelto por este concepto 3'6 millones de euros.

Paralelamente, y atendiendo al compromiso municipal, no se han aumentado las tasas y precios públicos. De hecho, el precio de la tramitación post mortem es el que registra el mayor descuento respecto del 2014, ya que sucesivas licitaciones han logrado un mayor ajuste a los precios de mercado, destaca Cort.

Otros cambios incluidos en 2015 se refieren a nuevos modelos de cajas y urnas, la introducción de precio de un forrado interior adecuado para los traslados sin zinc, como era habitual antes. Así, se evitan residuos metálicos y se reduce el peso.

Otra novedad es el coche para la entrega de flores en la parroquia, un servicio demandado por las familias. Por primera vez se ofrece la opción de contratar el coche interior y se añade un concepto de protección en altura, aplicable sólo a nichos a partir de la tercera línea de altura.

El servicio más demandado es el servicio integral de incineración o inhumación, el cual incluye el féretro, la urna (en caso de incineración), el coche fúnebre, el turno de vela, corona y recordatorios, entre otros. De hecho, el objetivo principal de la EFM es, precisamente, poner a disposición de los usuarios un servicio integral, desde la contratación y mantenimiento de las unidades de enterramiento hasta el envío de esquelas y flores, pasando por todos los trámites y requisitos legales y funcionales necesarios cuando se produce una defunción.

Para ello, dispone de servicios de atención al público, venta de flores, servicios de cementerios y administrativos, garaje y almacén, las 24 horas del día, 365 días al año.