Fotografía de archivo del expresidente del Govern balear Jaume Matas. | Efe

12

El juez José Castro ha propuesto este lunes que se juzgue al expresidente balear Jaume Matas por los presuntos delitos de prevaricación, malversación, fraude y falsedad en la adjudicación y presentación de un proyecto para construir el teatro de ópera que encargó al arquitecto Santiago Calatrava.

Castro ha dictado el auto de pase a procedimiento abreviado con el que da por concluidas las indagaciones respecto a la adjudicación del diseño de un gran teatro operístico para Palma por parte de Matas al arquitecto valenciano y sobre los trabajos ordenados por el Govern para la presentación del proyecto, que se suspendió por orden de la junta electoral.

Matas anunció exactamente un mes antes de las elecciones autonómicas de 2007 la construcción frente a la catedral de Palma, en la zona del muelle viejo, de un edificio emblemático dedicado a la representación de óperas que iba a costar, «como mínimo», 100 millones de euros.

Por el diseño y la maqueta, el estudio de Calatrava cobró del Govern 1,2 millones de euros por orden directa de Matas, mientras que para la presentación frustrada del proyecto se pagaron 100.000 euros repartidos en ocho facturas, un fraccionamiento que, según admitió en su declaración autorizó, por indicación del presidente, la secretaria general de la Vicepresidencia del Govern, Jane King, cuya imputación ha sobreseído el juez instructor.

Castro ya retiró a mediados del año pasado las imputaciones que pesaban sobre el arquitecto, y otros altos cargos del Govern que declararon durante la instrucción, entre ellos el exconseller de Educación y Cultura Francesc Fiol.