86

El presidente del PP balear y candidato a ser reelegido al frente del Govern en las elecciones del 24 de mayo, José Ramón Bauzá, ha asegurado este sábado sobre su formación: «Este partido está repleto de gente honrada, y nada puede robarles el orgullo de haber contribuido a mejorar la vida los ciudadanos».

En la tradicional comida de «matances» que organizan las Nuevas Generaciones en Campos, Bauzá ha reiterado su rechazo y ha condenado los actos de corrupción de miembros del PP y ha hecho un llamamiento a que combatirlos: «todos juntos contra aquellos que se hayan aprovechado de nuestro partido, que son los que dañan nuestro nombre, y hacen que cueste más que la sociedad confíe en nosotros», ha informado el PP en un comunicado.

«Me siento orgulloso de ser el presidente del Partido Popular de las Illes Balears. Muy orgulloso. Del pasado, del presente y del futuro», ha afirmado Bauzá al día siguiente de ser confirmado como candidato a la reelección y ha defendido que «la enorme mayoría» del partido «son gente trabajadora, honrada, servidora, comprometida con su tierra».

Ha abogado por «trabajar juntos para ser un ejemplo de regeneración y de transparencia». «Este partido está repleto de gente buena, trabajadora, que levantó el partido y de la que me siento absolutamente orgulloso», ha insistido, sobre la formación, que es investigada en los tribunales por presuntas irregularidades en su financiación.

Bauzá ha destacado que el PP ha cumplido su programa y su «fórmula para la recuperación», consistente en adelgazar la Administración, acometer reformas que permitieran la inversión y la creación de empleo en la iniciativa privada y lograr un equilibrio presupuestario que garantizara los servicios públicos esenciales.

«Nadie tiene que preocuparse por la sostenibilidad de la educación, la sanidad y los servicios sociales. Ahora ya no», ha dicho el presidente, que considera que las islas necesitan a «gente que tenga como propuesta algo más que sacar al PP de las instituciones».

Según Bauzá, el PP es el partido con respuestas a las principales preocupaciones ciudadanas, que son el paro y la corrupción. Ha recordado que Baleares lleva 28 meses de descenso del paro y 22 de creación de empleo neto y tiene una expectativa de crecimiento para este año de más del 2 %, con lo que «el Govern espera que se creen más de 10.000 empleos».

Sobre la corrupción, ha afirmado: «No nos hemos quedado quietos, tomamos nuestras medidas y fuimos los primeros en hacerlo».

«Hay que acabar con la corrupción, la política no puede ser el refugio de cuatro aprovechados, y es trabajo nuestro que así lo sientan. De nosotros, y hablo de todos los políticos honrados, de todas las formaciones, depende que la política no sea el refugio de esos cuatro», ha reclamado.

Por su parte, el presidente de la Junta Local y alcalde de Campos, Sebatià Sagreras, ha dicho estar «satisfecho de haber hecho lo que tocaba y orgulloso por ello». Ha defendido que el PP ha trabajado sobre tres pilares: las personas, las cuentas y las inversiones, y ha defendido que «la mejor política social es la que conlleva la creación de puestos de trabajo».

La candidata y presidenta del Consell de Mallorca, Maria Salom, ha recordado que al llegar a la institución «eran más los gastos que los ingresos». «Lo primero que tuvimos que hacer fue poner orden», ha explicado y ha detallado que se ha llevado a cabo «aplicando el sentido común, eliminado duplicidades, reduciendo el número de políticos y el presupuesto en un 30 %, incrementando en un 20% las políticas sociales».