El presidente del Gobierno balear, José Ramón Bauzá (i), y el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra (d), al inicio este lunes de la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, cuando quedan menos de cien días para las elecciones municipales y autonómicas. | J. J. Guill

20

El PP ha impedido este lunes, gracias a su mayoría absoluta, la petición del PSIB-PSOE de que comparezca en la comisión de investigación del hospital de Son Espases del Parlament el presidente de Balears y del PP de las islas, José Ramón Bauzá, para que explique cómo se compró y reformó la sede del partido de Palma.

El PP ha recordado que los socialistas no tuvieron «ningún interés» en consensuar la lista de comparecientes y que, incluso, se opusieron a la celebración de esta comisión propuesta por MÉS y apoyada por los populares.

Con esta propuesta, ha mantenido el diputado Carlos Veramendi, el PSIB pretendía «activar el ventilador» para desgastar al Govern, por lo que los diputados del PP han votado en contra.

Los socialistas, que han contado con el apoyo de MÉS, querían que Bauzá diera cuenta de «toda la verdad» sobre la presunta financiación irregular en la compra y construcción de sede del PP de Palma, según ha señalado en rueda de prensa la secretaria general de los socialistas en Baleares, Francina Armengol.

El PSIB también han propuesto sin tener éxito la comparecencia del presidente del PP de Palma, José María Rodríguez; el secretario general del partido, Miquel Vidal; el exgerente Fernando Areal y el portavoz Miquel Ramis.

Todos ellos, ha argumentado la líder socialista, trabajaron con el expresidente balear y del PP Jaume Matas en la época en la que se compró y se reformó esta sede, un asunto que ha comenzado a investigar la Justicia.

Noticias relacionadas

«Éste señor esconde una parte importante de la verdad», ha afirmado Armengol respecto a la versión que ha ofrecido Bauzá sobre la construcción de la principal sede del PP de las islas.

La comparecencia de Bauzá, ha continuado, es una «exigencia pública» porque los ciudadanos piden «transparencia y aclaraciones» de sus políticos, por lo que el presidente autonómico debe sumir su «responsabilidad política» en este caso.

«La actitud del señor Bauzá es agachar la cabeza y decir medias verdades», ha lamentado Armengol.

En este contexto, ha recordado que cuando era alcalde de Marratxí «se olvidó» de contratar a un farmacéutico sustituto para su farmacia; también «se olvidó» de presentar su declaración de patrimonio en el Parlament; y respecto a la sede del PP «se ha olvidado» que la planta más grande no está hipotecada y no sabe quién la pagó, le ha reprochado.

Por su parte, la diputada socialista Pilar Costa ha mantenido que es un «clamor que Bauzá sabe más de lo que cuenta» y que «no ha dicho toda la verdad» sobre este asunto.

Costa ha defendido la necesidad de que el presidente autonómico dé las explicaciones políticas adecuadas, y le ha acusado de estar siempre «al filo de la navaja entre sus intereses personales y los intereses colectivos».

La diputada ibicenca ha subrayado que las personas que «rodean al señor Bauzá» en el partido son, a día de hoy, las mismas que estaban con el expresidente autonómico Jaume Matas, algo que «no es casualidad».