Vista general de Ses Fontanelles, donde han comenzado las obras para la construcción de un nuevo centro comercial. | M. À. Cañellas

10

El portavoz de MÉS per Palma, Antoni Verger, ha pedido este miércoles la paralización cautelar de las obras de Ses Fontanelles por considerarlo lo más prudente cuando no tienen autorización de la Dirección General de Comercio y además está en trámite un recurso contra la licencia de obras.

«Lo más prudente es detener inmediatamente y cautelarmente las obras», ha reclamado Verger, quien ha acusado al PP de ser capaz de «pasar por encima de todo» con el objetivo de conseguir favorecer a los promotores de Palma Springs, ha informado MÉS per Palma.

En opinión de la coalición nacionalista, el centro comercial está destruyendo el humedal de Ses Fontanelles y perjudicará gravemente el pequeño y mediano comercio de la zona y toda la ciudad.

Verger considera que la actual situación es «insólita» porque el Ajuntament de Palma ha otorgado una licencia de obras para una gran superficie comercial que aún no cuenta con la pertinente autorización del departamento autonómico de Comercio.

Noticias relacionadas

Ante el hecho de que Palma Springs carezca de la autorización autonómica de gran superficie comercial, Verger ha dicho que considera «urgente y necesario que Cort pare cautelarmente las obras de construcción del centro comercial. Es lo más prudente».

Verger ha anunciado que presentará una propuesta en este sentido en el próximo pleno municipal.

El portavoz de MÉS ha calificado la actuación municipal de «imprudente». «Si finalmente no consigue esta autorización, el Ajuntament podría incurrir en responsabilidad patrimonial y tener que hacer frente a grandes indemnizaciones», ha advertido.

Verger considera que, en la actual situación, «las obras no pueden seguir adelante».

El edil nacionalista ha recalcado además que el proyecto del centro comercial tiene pendiente en los tribunales un recurso contra la licencia de obras, presentado por un particular.