La lluvia no ha impedido que miles de personas participaran en la prueba. | Joan Torres

6

La XXXVII Diada Ciclista de Sant Sebastià se ha celebrado este martes bajo la lluvia, pero las inclemencias meterorológicas no han impedido que cerca de 3.500 personas hayan recorrido el trazado que unía la Plaça de Cor con el polideportivo de Son Moix.

La lluvia ha deslucido la prueba, en la que se esperaba que participaran cerca de 10.000 personas, pero el mal tiempo hizo dudar incluso a la organización de si se celebraría la carrera. Pero el alcalde de Palma, Mateo Isern, ha asegurado que la Diada Ciclista «demuestra que está muy arraigada entre los palmesanos, porque a pesar de la lluvia ha habido mucha gente».

Noticias relacionadas

Isern ha recordado que la Diada Ciclista «tuvo su inicio con motivo de la inauguración de Son Moix y, precisamente, este año es la primera vez que se llega hasta el Palacio Municipal de Deportes tras concluir su reforma; por lo tanto tiene más sentido que nunca».

El primer participante en llegar a Son Moix ha registrado un tiempo de 40 minutos, 10 minutos más que en otras ediciones. En el Palacio de Deportes, donde finalizaba el recorrido, se ha celebrado la entrega de premios y sorteo de regalos. Los colegios San Agustín, Arcángel San Rafael y Sagrado Corazón han ganado los premios a los grupos más numerosos.

En esta edición han destacado especialmente los 15 niños participantes que integraban el grupo de la Escola Circ Stromboli, que han hecho el recorrido desde Cort en Son Moix en monociclo, donde su llegada ha generado una gran expectación por su vistosidad.