Son Espases atiende cada año 1.600 pacientes con cáncer.

5

El hospital Son Espases ha incorporado una tecnología de etiquetado y trazabilidad de los tratamientos de quimioterapia que prepara su servicio de farmacia para los enfermos oncológicos que incrementa la seguridad para los pacientes al reducir las posibilidades de que se produzcan errores.

La Conselleria de Salut explica en un comunicado que este sistema, denominado Data Matrix, se aplica a los tratamiento complejos de larga duración que se prescriben a paciente oncohematológicos. Cada año se atiende en Son Espases a 1.600 enfermos que reciben unos 40.000 tratamientos de quimioterapia.

Con la nueva tecnología se realizará un control más exhaustivo de las preparaciones, que llevarán cada una un código específico que leerá un detector óptico que registrará la composición y las cantidades, contrastará si son las prescritas e incluso recogerá datos sobre los lotes de los productos, lo que permitirá analizar posibles incidencias y actuar ante alertas e inmovilizaciones.

«La incorporación de esta tecnología incide en la mejora de la seguridad del paciente, ya que facilita la preparación asistida del tratamiento para el personal de enfermería de Farmacia», incide la Conselleria de Salut.