Representantes ucranianos, de la asociación 4PPA y de la red sanitaria Juaneda, ayer en la Policlínica Miramar. | P. Pellicer

6

Al menos veinte personas, niños y adultos, víctimas de la guerra que se ha librado en Ucrania, serán tratados en breve en instalaciones de la red asistencial Juaneda gracias a un convenio con la asociación sin ánimo de lucro 4PPA que promueve una movilidad sanitaria orientada tanto a los pacientes como a la capacitación de los médicos en el país de origen.

Representantes del gobierno ucraniano, de asociaciones de carácter humanitario y profesionales de la medicina, protagonizaron un encuentro internacional en el que se abordó la puesta en marcha de programas de ayuda y el traslado de los primeros pacientes.

Los programas ‘Crisis’ y ‘Future’ traerán a las instalaciones de la Policlínica Miramar a personas que padecen estrés postraumático por su contacto con el conflicto bélico, y también a menores desintegrados por las mismas razonesy otros ciudadanos que son víctimas de neurotraumatismos.