Antoni Llamas, Jesús Valls, Fernando González y Enrique Izcue en la presentación del avance del PGOU en el Teatre Xesc Forteza, donde se están expuestos los planos. | Joan Torres

11

El Colegio de Arquitectos y ARCA rechazan la construcción de una zona de ocio en el Moll de la Riba que recoge el avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Palma.

El presidente del Colegio de Arquitectos de Mallorca, Ignasi Salas, explicó este jueves que el centro histórico tiene una gran actividad y consideró que no es necesario trasladarla al Moll de la Riba.

En este sentido, argumentó que no hay que implantar más actividades de ocio en esta zona, sino destinar el Moll de la Riba exclusivamente a actividades portuarias.

Además, expresó su preocupación por la intención de Autoritat Portuaria de trasladar las actividades al dique del Oeste y la construcción de otro dique.

El Colegio de Arquitectos presentará alegaciones a este punto del PGOU, ya que lo consideran positivo para la consecución de la declaración de Palma como Patrimonio de la Humanidad.

ARCA también presentará alegaciones a esta propuesta. «Abrirse al mar no es urbanizar el Moll de la Riba», declaró la portavoz de Arca, Àngels Fermoselle.

El teniente de alcalde d’Urbanisme, Jesús Valls, precisó que no se prevé la construcción de discotecas, sino de una oferta de restauración que acompañe a las actividades náuticas. Además, destacó que el futuro del Moll de la Riba se determinará en el Plan Director del Puerto, que aprobará Autoritat Portuaria.

El PGOU prevé cinco edificios, con un máximo de cuatro plantas sin superar los 15 metros de altura. Valls, defendió la eliminación de los edificios de Aduanas, Capitania y Autoritat Portuaria; así como la construcción de un parking soterrado entre el Pesquero y el dique de Llevant.