5

La familia de Núria Balcells Mur, la mujer de 66 años que falleció en los Jocs des Pla de las fiestas de Sant Joan de Ciutadella de este año, finalmente ha decidido recurrir a la Justicia para exigir responsabilidades por el trágico accidente. Los familiares han presentado una denuncia contra los responsables de la organización de las fiestas por un supuesto delito de lesiones y homicidio imprudente.

En concreto, la denuncia se ha presentado contra el exalcalde, José María de Sintas, y «otros concejales responsables de la seguridad y organización de los Jocs des Pla en junio de 2014», sin concretar los nombres, según manifestó ayer la abogada de la familia, Olga Tubau.

Por ello, en el texto de la denuncia se solicita al juzgado que «se determine quiénes fueron los encargados de esta celebración», según relató la abogada, para, si corresponde, iniciar también acciones judiciales. Dado que se solicitan responsabilidades penales, la demanda «se interpone ante personas físicas con responsabilidades, y que podrían haber cometido una negligencia en la organización de los Jocs». «No es una petición de indemnización por mal funcionamiento de la administración», añadió.

La abogada explicó además que recurren a la Justicia porque «entendemos que no se adoptaron las medidas de seguridad pertinentes para evitar el accidente», y que costó la vida de Núria Balcells y también provocó heridas a su marido, Enric Rivero, que en el momento del suceso estaban juntos presenciando los Jocs.

La denuncia fue presentada el pasado 16 de octubre en los juzgados de Ciutadella, cuatro meses después de los hechos. Sin embargo, aún no ha sido admitida a trámite. En caso de prosperar, se iniciaría la fase de instrucción.

De 1 a 4 años de prisión

El presunto delito de homicidio imprudente, por el que se ha interpuesto la denuncia, podría significar penas de entre 1 y 4 años de prisión en el caso más grave, «si se determina que hubo evidentes fallos en las medidas de seguridad para evitar los hechos y también una negligencia». En cambio, si es considerado leve, se podrían reclamar sanciones económicas.

La tragedia provocó la dimisión del exalcalde de Ciutadella, José María de Sintas, pocos días después. Muy afectado por los hechos, manifestó que «una vida no vale un cargo». En una carta enviada a la familia de Balcells, De Sintas anunció que desde el Ayuntamiento «aceptaremos todas las responsabilidades que corresponden en Derecho» por el desenlace. «Nunca podremos compensar todo el dolor», añadió en la misiva.