Imagen de la sesión del plenario de este jueves en Cort. | Pere Bota

8

El pleno del Ajuntament de Palma ha aprobado este jueves la rebaja del tipo municipal del 6 % del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que permite congelar el recibo para 2015.

El plenario ha aprobado, con la mayoría del PP, varias modificaciones de la ordenanza fiscal, gran parte de las cuales se traducen en la prometida congelación de impuestos del alcalde Mateo Isern.

Los grupos de la oposición han expresado su desacuerdo con la política del PP, al que ha acusado de mentir en que el recibo del IBI se ha incrementado una media del 7 % (por debajo del IPC acumulado del 9 %) durante este legislatura como afirma el gobierno municipal.

En concreto el regidor del PSIB-PSOE, Andreu Alcover, ha asegurado que en estos tres años el recibo del IBI ha subido de media un 25,8 % entre 2011 y 2013, y en algunos casos un 50 %.

Según los datos facilitados por los socialistas, la recaudación aumentó en 19,5 millones de euros, ya que en 2011 se recaudó 75,7 millones por el IBI rústico y urbano, y en 2013 se alcanzaron los 95,2 millones.

Para el teniente de alcalde de Economía, Hacienda e Innovación y portavoz de Cort, Julio Martínez, «la oposición da por buenas», las cifras que según le conviene, y ha asegurado que los números que dan los socialistas se refieren a «los derechos recaudados, que incluyen no solo los del año corriente, sino que pueden venir de otros años y de planes de inspección».

«Yo les estoy hablando de los derechos reconocidos netos, que son lo que se gira durante el año corriente», ha precisado Martínez, que ha señalado que la rebaja del tipo municipal del IBI «ha generado un déficit en el Ayuntamiento de más de 4 millones de euros».

El regidor del PP se ha referido a que la recaudación por el IBI urbano pasará de 82 a los 91 millones de euros (9 de diferencia) cuando la previsión era de 96 millones de euros.

Martínez ha defendido la gestión del equipo de gobierno municipal y el cumplimiento de la promesa de no haber subido el IBI más allá del IPC acumulado en esta legislatura.

Por su parte, el portavoz del grupo MÉS, Antoni Verger, ha reclamado durante el debate más equidad en el cobro del IBI, ya que, según ha explicado, hay familias con recursos suficientes que por ser numerosas están bonificadas, mientras otras, en las que los dos adultos están en paro y tienen dos hijos, deben asumir el impuesto.