5

El Ajuntament de Palma abrirá la próxima semana el periodo para el pago voluntario de 309.690 recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) con una cuantía total de 115,09 millones de euros y de 4.649 recibos del Impuesto de Actividades Económicas por un importe de 13,22 millones de euros.

La junta de gobierno de Cort ha aprobado hoy la previsión de recaudación por los impuestos ligados al padrón municipal, que son el IBI, el IAE y el de vados de aparcamiento, que contempla este año 11.967 recibos por 2,14 millones de euros.

Si todos los contribuyentes cumplen sus obligaciones con la hacienda municipal, el consistorio ingresaría este año 130.467.859 euros por estos tres impuestos, un millón menos que el año pasado.

La justificación de este descenso radica en la reducción de la cuantía de la recaudación por el IBI debido a las bajadas aprobadas por el gobierno municipal, según ha explicado hoy su portavoz, Julio Martínez, quien ha asegurado que «el 99 % de los ciudadanos pagarán un IBI más bajo en 2014 que en 2013».

Con el impuesto sobre los inmuebles rústicos y urbanos, que supone en torno al 25 % de los presupuestos municipales, el Ayuntamiento saca a cobro un 0,77 % más de recibos que el año pasado pero, debido a la rebaja, la cuantía a recaudar cae casi un 1,9 % (1,7 millones de euros).

El portavoz de Cort ha hecho hincapié en que el gobierno que dirige el alcalde Mateo Isern ha recortado el IBI en torno a un 6 % para los titulares de propiedades con un valor catastral menor a 90.000 euros y en una media del 2 % para el resto de contribuyentes.

En cuanto al IBI de inmuebles de características especiales (aeropuerto, puerto, instalaciones eléctricas, etc), siguen siendo 190 los recibos emitidos pero la recaudación prevista asciende un 2,8 %, hasta los 334.991 euros, por el efecto de una campaña de inspecciones realizada por funcionarios del Ayuntamiento.

En el caso del IAE, que pagan aquellas empresas que facturan más de un millón de euros, se produce un notable descenso de los recibos emitidos, que bajan un 6,74 %, pero se calcula un incremento de la cuantía del 3,6 %.

Martínez ha explicado en rueda de prensa que este impuesto tiene en cuenta los resultados empresariales de hace dos años, cuando la actividad económica estaba peor que hoy por la crisis, pero el dinero a recaudar se incrementa gracias a la efectividad de las inspecciones municipales.

El sector con mayor reducción ha sido el bancario, con 48 oficinas menos en la ciudad respecto al padrón de 2013, ha detallado el edil.

Respecto a los vados, del año pasado a este se produce una reducción mínima de 60 recibos que se traduce en 10.521 euros menos de recaudación.

Por otro lado, en la junta de gobierno celebrada hoy por el Ajuntament de Palma se ha abordado la prórroga de diversos servicios de asistencia social por un valor total de 1,6 millones de euros, así como la compra de 250 equipos de protección individual para los bomberos por un importe de 336.000 euros.

Además, entre otros asuntos, se ha aprobado definitivamente (a falta de su ratificación en pleno) la declaración del barrio de Santa Catalina como área de régimen especial, lo que supone su protección urbanística, que quedará consagrada en un plan especial pendiente de elaboración.

Martínez ha defendido el plan especial de protección de El Jonquet, aprobado inicialmente por la Gerencia de Urbanismo, porque implica severas restricciones para la preservación del área sin que el Ayuntamiento tenga que destinar a ello fondos públicos.