Funcionarios protestan contra los recortes en otro viernes negro. | Joan Torres

51

El Govern ha cerrado más empresas públicas de las que se comprometió con Cristóbal Montoro y Balears acabará el proceso de reestructuración del sector público con 110 empresas menos de las que había hace tres años, según consta en un comunicado enviado ayer por el Ministerio de Hacienda.

De hecho, esas 110 empresas suponen diez más de las que inicialmente anunció el Govern: 100. Según la estadística del Ministerio a 1 de enero de 2014, la supresión total es de 97 entidades o empresas públicas. Es decir, que hay otras 23 empresas, organismos o entidades que están en fase de supresión.

Según las estimaciones del Govern balear, la desaparición de todas estas entidades ha supuesto un ahorro superior a los 20 millones de euros. Según las estimaciones de la Conselleria d'Administracions Públiques, se has suprimido hasta la fecha 615 puestos de trabajo en el sector público instrumental.

La segunda

Balears es la segunda comunidad que más ha cumplido sus compromisos ya que el grado de ejecución del proceso se encuentra en el 92,7 por ciento, a la espera de que se eliminen definitivamente esas trece entidades que siguen pendientes.

Por encima de Balears solo se sitúa la comunidad andaluza, con un grado de ejecución del 97,6 por ciento del total. Andalucía se comprometió a suprimir 127 entidades y por detrás de ella se situó Cataluña, con 125 empresas públicas menos. La tercera comunidad que se comprometió a cerrar más organismos fue Balears ya que era una de las comunidades con más entes satélites dependientes de la Administración autonómica.

675 entidades

En el conjunto de comunidades autónomas, se han suprimido 675 entidades durante estos tres años. Por lo que respecta al grado de ejecución de este proceso, la media en el Estado es del 85,44 por ciento, lo que significa que la Comunitat Autònoma se sitúa por encima. Los ahorros totales previstos para el periodo 2011-2015 ascienden a 1.910 millones de euros y una reducción de 5.460 efectivos, según los datos del Ministerio.

Además de la reducción de empresas públicas, el Govern calcula que a final del año 2014 habrá ahorrado cerca de 230 millones de euros en medidas de contención salarial del personal o medidas de ajuste para los trabajadores públicos.