La Serra aparta el peligro de la desertización en 270 hectáreas

La restauración, al año del incendio que arrasó 2.400 hectáreas, cuesta 1,2 millones

| Palma |

Valorar:
preload
Bartomeu Deyà, gerente del Consorcio de la Serra de Tramuntana.

Bartomeu Deyà, gerente del Consorcio de la Serra de Tramuntana.

28-07-2014 | Michel's

El Govern ha actuado en 270 hectáreas (ha) consideradas prioritarias dentro de su Plan de Restauración Ambiental de la Serra, un año después del incendio que calcinó 2.400 hectáreas entre los municipios de Andratx, Estellencs y Calvià y cuyas diferentes medidas han supuesto un coste total de 1,2 millones.

La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio ha informado de que han actuado en 270 ha de las 300 hectáreas consideradas como prioritarias, lo que supone, según ha explicado, la ejecución de prácticamente el 90 % de las actuaciones planificadas para los dos primeros años posteriores al suceso.

Conjunta

Cabe destacar que estas medidas ejecutadas han supuesto un coste de 1,2 millones, aportados desde el Govern, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y diferentes entidades y particulares a través de la Comisión Tot(s) per sa Serra!, además de la colaboración del Consell de Mallorca y los ayuntamientos afectados.

Las actuaciones realizadas van desde garantizar la seguridad de las personas y los bienes, el control y prevención de procesos de desertificación y aparición de plagas, o la regeneración de la cubierta vegetal, así como la recuperación de especies de flora y fauna.

El Plan de Restauración Ambiental de la Serra de Tramuntana, elaborado por el Servicio de Gestión Forestal del Govern, preveía actuar de manera activa sobre unas 800 hectáreas de las 2.400 hectáreas afectadas por el incendio y establecía la prioridad de intervenir sobre una superficie aproximada de 300 hectáreas durante los dos primeros años, por considerarse zonas críticas.

Las actuaciones de este plan se dividían en cinco grandes ejes: seguridad para personas y bienes, lucha contra los fenómenos erosivos, soporte a la regeneración vegetal, recuperación de hábitats de flora y fauna; y sensibilización social en prevención de incendios forestales.

En concreto, un año después del incendio, la Conselleria, a través de la coordinación del Instituto Balear de la Naturaleza (Ibanat), ha restaurado un total de 231 hectáreas entre un total de 174 fincas, 46 de ellas agrícolas y el resto, forestales.

En cuanto a la prevención para personas y bienes, se ha realizado una faja de seguridad de 20 metros de anchura a ambos márgenes de la carretera Ma-10 que une Andratx con Estellencs. También se ha instalado malla metálica antidesprendimientos en los puntos críticos de dicha carretera. Además, se han acondicionado unos 3.744 m2 en los caminos de acceso a sa Coma d'en Vidal y a La Trapa; se han restaurado marges y se ha empezado con la recuperación de cultivo (una hectárea en es Grau).

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.