Imagen facilitada por el Govern y captada por una cámara de seguridad. | CAIB

1

El Consorcio de Transportes de Mallorca ha comenzado estos días la segunda fase del proyecto de implantación del sistema tarifario integrado de la red ferroviaria, con una inversión de 5,5 millones cofinanciados en un 50 % por los fondos Feder. El proyecto se completará con la instalación de un nuevo sistema de seguridad y vigilancia con cámaras que supervisarán todas las estaciones de SFM.

Desde la central a la Estación Intermodal, en total se han adquirido 212 cámaras de seguridad de alta definición, que disponen de sistemas inteligentes de detección de movimiento y alarma. El sistema estará operativo en otoño y será 100 % accesible.

Acceso

El nuevo sistema permitirá mejorar el control de acceso a las estaciones de tren y metro, que pasarán a ser 100 % accesibles y disponer de información real del número de pasajeros. Esto mejorará la planificación predictiva de la demanda de servicios, y evitar el fraude que se produce actualmente, el cual se calcula en un 27 %, y que supone un coste de 1, 4 millones de euros anuales. La segunda fase del proceso de implantación que ahora empieza consiste en la reingeniería y la redistribución de las 119 barreras tarifarias actuales y las 30 máquinas de venta. Además se llevará a cabo la instalación de 20 nuevas barreras tarifarias para personas con movilidad reducida y de 64 nuevas máquinas automáticas de venta y recarga de billetes.

Todas las estaciones estarán conectadas con el sistema central de vigilancia y control, bajo supervisión del personal de seguridad las 24 horas. Esta segunda fase se lleva a cabo después de que en los pasados meses se haya completado una primera, que ha representado una inversión de 1,1 millones de euros y que ha consistido en el cierre de los accesos a los andenes de todas las estaciones del corredor ferroviario, así como en la adecuación de apeaderos y el acondicionamiento de edificios y marquesinas que protegerán los turnos de acceso y las máquinas de venta de billetes. En esta primera fase se han adecuado las instalaciones y cerrado los accesos al resto de estaciones de SFM que aún quedaban abiertas (polígono de Son Fuster, Verge de Lluc, Pont d'Inca, Pont d'Inca Nou, es Figueral, Santa Maria del Camí, Consell-Alaró, Binissalem, Lloseta, Inca, Sineu, Petra, Llubí y Muro) y puestas a punto en es Caülls, Marratxí y Manacor.