Jaume Matas, en una imagen de archivo. | TERESA AYUGA

44

El expresidente del Govern balear Jaume Matas no pedirá la ampliación del plazo de cinco días que le ha dado la Audiencia de Palma para ingresar en la cárcel por la condena a nueve meses de prisión por tráfico de influencias que pesa sobre él en el caso Palma Arena.

El pasado viernes la Audiencia Provincial balear dictó la orden de ingreso en prisión de Matas con un plazo máximo de cinco días naturales, que empezará a contar una vez le sea comunicada al exministro de Medio Ambiente.

Como el antiguo líder del PP de Baleares reside en Madrid, el tribunal provincial ha remitido hoy por correo ordinario un exhorto a la Audiencia de la capital para que le notifique oficialmente la orden de ingreso en prisión, han informado fuentes judiciales.

Una vez reciba el exhorto, la Audiencia de Madrid puede citar a Matas para comunicárselo o llevarle la orden a su domicilio para que la firme.

La abogada del expresidente balear, Pilar Gómez Pavón, ha confirmado que Matas no piensa solicitar una prórroga del plazo sino entrar en prisión dentro de los cinco días que le ha concedido la Audiencia de Palma.

Revisiones médicas

La letrada ha indicado que el reo no quiere alegar razones médicas para demorar su encarcelamiento, a pesar de que por una reciente operación en un oído tiene que someterse a revisiones médicas cada semana.

Gómez Pavón ha asegurado que el exministro no ha decidido aún en qué prisión ingresará, aunque ha indicado que su cliente tiene en Madrid tanto su residencia familiar como su médico.

También ha explicado que está pendiente de que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el recurso de amparo que planteó en marzo tras dictarse orden de prisión contra Matas pese a que su condena no alcanzaba los dos años a partir de los cuales es forzoso el encarcelamiento.

Ha apuntado además que, después de que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se pronunciara en contra de conceder el indulto total que había pedido el expresidente autonómico, presentó una segunda petición de indulto, en este caso parcial, planteando la sustitución de la pena por una multa o por trabajos sociales.

El pasado viernes, una semana después de que el Consejo de Ministros denegase el indulto, la sección primera de la Audiencia de Palma ordenó el encarcelamiento de Matas por la condena de la primera pieza juzgada del caso Palma Arena, referida al desvío de fondos públicos en beneficio de un periodista, Antonio Alemany, que le escribía discursos al presidente.

A Alemany, condenado a dos años y tres meses de prisión por los mismos hechos, también le fue denegado el indulto que solicitó, pero la Audiencia de Palma no ha recibido aún la notificación oficial para dictar su encarcelamiento.

La sección primera del tribunal provincial condenó inicialmente a Matas a seis años de cárcel, pero el Supremo modificó esa condena y la dejó en 9 meses, por lo que fue ese tribunal el que informó sobre el indulto a Matas, en sentido negativo, y fue también al que el Gobierno comunicó su decisión.